Blogia
Notas de Mr. Kite

¿Música de aquí?, siga buscando.

¿Música de aquí?, siga buscando.

El desierto lleva siendo más largo en la música nacional de lo que esperábamos. Es más...parece que como si fuera borgiano, él mismo se reproduce y crece constantemente como si una comuna de arena se reprodujera a sí misma. Surgen nuevos vestigios del desierto con apariencia de desierto. Pero, como diría ese genio, tiene apariencia de desierto, suena como un desierto, pero no te dejes engañar...es un desierto.

Ha aparecido un nuevo ¿fenómeno? musical por este erial hispano. Se llama Amaya, y en realidad es una aparición con tintes de vuelta. Una vuelta porque su anterior pastiche llamado LOVG, prefiero no poner el nombre del pintor al que pretendían honrar, como decía su grupo anterior ha cogido gustillo a lo de ser estrellas del pop y se han reinventado con una tal Leire -monisima ella- y no se van, así que nos encontramos con 2 inventos similares. No contentos con martirizarnos un oido deben haberse dado cuenta de que los pabellones auditivos van a pares y se lanzan a por el otro.

El otro día escuché a Amaya y la impresión, aparte de que ha perdido un considerable perímetro corporal, fué de que era lo peor que tenía LOVG. O sea que el pastiche era un mucho de Amaya y un poco de los otros. Joder, escuchando su single -me gusta esa palabra- oigo una frase grandiosa, "el emigrante de tu boca delirante". Podría haber dicho el emigrante de tu boca de elefante, o el elefante de tus pechos elegantes, o el causante de tu histeria plastizante y hubiera sido lo mismo. Tremendo. Y encima con esa manía de cantar en plan niña de 9 años. Y ¿qué culpa tendrán los niños de 9 años?...¿y los mayores? Yo lo siento mucho, a mi no me va. Esto son opiniones, toma claro. Y además son las mías. Amaya, de verdad, se que esto no lo lees pero creo que harías mucho mejor buscándote un novio con esa boca delirante de la que hablas. Le cocinas espaguetis y vuelves a tu contorno adiposo natural.

Y me queda el resto del pastiche. El otro día escuché también a los de LOVG. Resulta que la Leire esta es vasca también. Estos deben ser como el Athletic, que solo fichan a los de la tierra. Si así fuera, cosa que no se, creo que estaríamos asistiendo a un nuevo fenómeno de endogamia reduccionista y de todos es sabido que eso no es bueno en general porque emprobrece, y en música también es así. El mejor Miles Davis dicen que fue cuando hizo fusion -yo no me pronuncio, a mi el que me gusta es el del jazz modal ese...o lo que sea, el kind of blue-, el tío tocaba con blancos, negros, americanos y de cualquier lugar porque debía importarle poco lo de donde nacieron. Así si que se crece. En fin...aparte de que lo de LOVG parecía una actitud localista por coger a nativos de la comarca, tengo que reconocer que ha mejorado un poco mi impresión en lo que a la música se refiere. No son tan niños. Debe ser que la nota infantil es la de Amaya. Tampoco es que fueran la leche de adultos,...ni que escuchara una canción durísima con sonidos distorsionados  -de hecho con Amaya, la teletubi pop, ya habían hecho alguna cancioncilla en plan durita, pero por sonido, que la letra ya sabemos-. Pero bueno, fue mejor impresión que la de la otra en solitario.

En cualquier caso...¿qué más da?, ambos ¿fenómenos? venderán miles de discos y yo seguiré sin más que aportar unas letritas en el blog como si fuera alguien. Ellos si que son alguien...yo solo soy un universo privado.

Suena Luna, gran grupo neoyorquino. Solo tengo tres albumes suyos y los tres me gustan. Tipo grupo de culto, pero eso no los aleja. ¡Que va!, para nada. Son maravillosos...una velvet suave.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres