Blogia
Notas de Mr. Kite

Hey, he estado intentando conocerte.

Doy un descanso al relato de El Ascensor a sabiendas que es un ejercicio mediocre de escritura. Pero tampoco puede esperarse mucho más de aquello que escribo.

Retorno a los mundos musicales para hablar de un grupo fundamental para entender lo que es la música alternativa. The Pixies…las hadas.

Allá por el final de los ochenta Francis Black, Kim Deal, Joey Santiago y David Lovering nos brindaron una ruptura con la música que se venía haciendo. Música que había caído en un aluvión de búsqueda identitario a un lado y otro del Atlántico. Los británicos aún no habían descubierto el brit pop y los americanos estaban esperando el grunge. Y para dar paso a ambos movimientos Boston trajo una oleada de bandas entre las cuales la más importante fueron estas hadas. The Pixies nunca fue un grupo de masas, enseguida se convirtió en eso que se llama grupo de culto, sin ser nada hype. Y abanderaron entre otros eso que ahora se llama rock alternativo. Con gran tirón en Europa, fue entre los del viejo continente donde tuvieron mayor reconocimiento que en los Estados Unidos. Luego llegarían un montón de bandas que reconocieron una influencia básica de los Pixies en sus respectivas formaciones, como Nirvana, Placebo –que hicieron una versión del tema where is my mind-, Radiohead…

La voz camaleónica de Black hacía que pareciesen distintos vocalistas en cada tema, dando matices muy distinto a su antojo. Y lo básico en lo instrumental de los temas se fundía con estructuras curiosas de canciones, pasando de sonidos punk a rock, de pop a metal, sin soluciones de continuidad bien definidas.

Pongo una canción que me encanta. De su segundo disco –o tercero si se cuenta el EP Come on Pilgrim- Doolittle. La canción es Hey, es de esas que parece que pasan sin pena ni gloria en el disco ante los pesos pesados de Debaser, Monkey gone to Heaven o Here comes Your man. Pero a fuerza de escucharla me parece absolutamente genial, tanto en la interpretación –cuesta un rato pillar la melodía y el cómo la canta Francis- como en el ambiente que genera. Magnífica letra que cuenta no se sabe si una historia de desamor o, si acaso, un deseo de, precisamente, una historia de amor que le cambie la vida al actor principal de la canción. Me resulta curioso lo del coro de prostitutas…al igual que como canta we’re chained…

Maravillosa Hey…the pixies. La canción en directo puede parecer que tiene gallos, en absoluto, Francis la canta así especialmente en el “I will surely die”. Para aquellos que no conozcan esta banda parecerá un comienzo rollo de la canción, algo sin sentido quizás, sin melodía, un tío pegando gritos. Bueno…es mucho más que eso. Es, como dije, una maravilla. La versión del directo colgada es del año 2005, unos quince años después de que saliera a la luz, con la reunificación de la banda. Versión más lenta que la original, igualmente interesante.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres