Blogia
Notas de Mr. Kite

Leyendo perdido

Leyendo perdido

"I like short stories in a long row of books"

Gari Sandance

Dicen que el verano es para leer…best seller. O lo que sea. Yo no lo creo, o al menos no lo creía. Como ahora mis creencias son pequeños recuerdos en un bote de melocotón pasado de fecha, no tengo claro si el verano es para leer o para pensar en el calor estival. Yo estoy leyendo, como no tengo la guitarra a mano y escribir es algo que se me da mal –la guitarra también-, pues tiro de hojas impresas, de relatos fabricados por mentes con letra agil y buen trazo argumental, o simplemente por manos hábiles en plasmar la belleza, sea esta inútil o no.

Acabo de terminarme el delicado y bello “Cuentos de la antigua Nueva York” de Washington Irving. Recordaba vívidamente los dibujos animados de Disney en los que recreaban dos de esos cuentos, el de Rip Van Winkle y el sueño de décadas que se echa entre enanos de procedencia incierta y mágica, y el del jinete sin cabeza del Valle Dormido –Sleepy Hollow en el original. Maravillosos cuentos y fantástica la experiencia de acudir al original. La adaptación de Disney es más fiel que la desarrollada por mi admirado Tim Burton en su película. El Ichabood Crane de Burton está bastante alejado del original de Irving, pero tengo que confesar que la recreación burtoniana es sublime desde mi punto de vista. Utiliza elementos del cuento original –el árbol gigantesco del camino, el origen del jinete- para sugerirnos una historia de mayor inquietud o terror que la original.

Bueno, pero a lo que iba. No se si el verano es tiempo de lecturas, siempre pensé que el tiempo de las lecturas es todo el año y que, precisamente, el verano es la peor de las épocas porque el calor te incita a dormir y relajarte más que a concentrarte. O a salir a la piscina o a tomarte unas cervezas con los colegas. Eso pensaba…ahora no pienso eso, no pienso nada de lo de antes. O poco. Y pienso otras cosas eternas en mis reflexiones. Cosas que no me dejan estar tranquilo.

Y ahora me leo los cuentos de Irving, Revolutionary Road de Yates, tebeos de Sir Tim O’Theo -qué tiempos-, Batman, me guardo algún relato de Robert E. Howard y meto en la maleta Trópico de Capricornio de Miller -el cual no se  si me atreveré, lo veo chungo de momento.

Y ahora ando perdido entre ausencia de explicaciones. Entre idas y venidas de cordura. Entre versos o relatos. Entre tramas y ramas. Andando por laberintos sin salida evidente. Paseando por caminos solitarios. Dudando de si me equivoco demasiado a menudo. Susceptible por el silencio. Acallado por el miedo. Mirando cielos con nubes de colores grisáceos con pinceladas de un blanco irreal.

El verano es tiempo de sorprenderte paseando por lugares demasiado familiares mientras piensas en caminos desconocidos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres