Blogia
Notas de Mr. Kite

Un momento es muy poco tiempo...

Un momento es muy poco tiempo...

Couldyun estaba solo en su habitación pensando en las trazas que le quedaban para llegar al misterioso asesino. Hilaba pistas, desechaba hipótesis, cotejaba declaraciones…no sacaba nada y sonó el teléfono.

 

- ¿Hola? –preguntó con el saludo al tiempo que descolgaba

- Así que ahora eres todo un inspector eh? –sonó al otro lado. Una voz femenina, una voz recordada y olvidada. Una voz de un ángel que circuló alumbrando los días de hace muchos años.

- ¿Sibille?

- Hola Artie. ¿Aún recuerdas mi voz?

- Creo que tu voz no es lo que mejor recuerdo, pero no puedo olvidarla. Me tortura más levantarme cada mañana pensando en no contemplar tu sonrisa enmarcada en tu cabello rubio y sazonada con esa mirada de timidez que nunca entendí.

- Vaya, veo que sigues igual que siempre, manejando el lenguaje para que una chica sepa sentirse bien.

- Si sigo igual sabrás que no lo hago con cualquier chica.

- Sigues igual.

- No, ahora soy un poco más viejo, un poco menos paciente y un poco más acostumbrado a la tristeza, si es que uno puede acostumbrarse algo a eso.

- Sigues pensando que un momento es poco tiempo.

- Sí, eso sí, y que ninguno hemos pensado en el amor. Es un artículo deluxe lo que vaga por nuestras cabezas.

- Permitirías que una sonrisa tímida tomara un café contigo.

- Solo si pueden ser dos.

- Serán dos.

 

La conversación navegó por retazos de recuerdos y concreciones para la cita. Couldyun colgó y comenzó a llorar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres