Blogia
Notas de Mr. Kite

El eterno revival de lo mismo

El eterno revival de lo mismo

No sabía como era el verano con Miles Davis tocando “Move”, de cuando nació el cool. Bueno, es un verano poco tranquilo, al fin y al cabo la canción se titula "Move", muy de verano con ruido. O sea nada de azoteas, más de asfalto. Y urbano, muy urbano. Como New York de urbano, donde se grabó, o con el Nueva York de acá que es un Madrid caluroso.

Verano de revivals, los argentinos Alejo y Ariel –no podían ser Pepe y Juan- se reúnen y hacen renacer a un juguetón semidios del rock and roll de nombre Tequila. Yo a Tequila los descubrí allá por el noventa, o sea casi diez años después de que desaparecieran. Y me gustaron, y mucho. Me sonaron a los Stones, unos Stones que cantaban en castellano y tocaban en rythm and blues rocanrolero. Ariel tocaba como Richards y Alejo me recordaba en la forma de cantar a un Jagger provocador.

Y es hora de olvidar asperezas, viejas controversías, disputas de antiguos amigos. Hora de darse la mano. Dejaré de lado el vil metal. Hace poco los Ronaldos también salieron a la carretera, y Nacha Pop, y fuera, por otro lado, están Police, o the Who o los Clash. No se si los Who se fueron alguna vez, aunque para mí sí. Desde que Moon desapareción los Who  ya no lo eran tanto. Y yo descubría los Who cuando ya no estaba Moon pero descubrí a los Who con Moon o sea que es como si nunca hubieran estado ahí.

Y estamos en una época eterna. Desde hace unos años existe el revival constante en el rock. Aquellos que se inventaron esta noble y desvergonzada forma de hacer música están muertos casi todos -hace poco Bo Didley, poco conocido y para mí con un peso comparable a Berry- y la siguiente generación, la que elevó esa música a la categoría de arte está en el INSERSO del rock. Total que ahora hay muchísimo miembro de banda deshecha, bandas que tuvieron su gran momento, que se piensan el volver a subirse a un escenario a disfrutar si no de las mieles del  éxito, sí de la excitación de tocar ante un público entregado. Porque todo buen revival tiene público entregado.

Y se largan a una gira de las de siempre. Ahora en verano hay que sudar la carretera para dormir en invierno. Las bandas se recorren la geografía nacional de concierto en concierto. Ahora en verano toca cantar. En invierno tocará tocar…en sus locales.

Y así nos esperan revivals año tras año. El año que viene quién sabe puede que vuelvan ajuntarse Gabinete Caligari, Radio Futura, Danza Invisible, Duran Duran, Spandau Ballet o Adam and the Ants. A partir de ahora, ya se sabe, revival constante. Bueno,...uno ya ha dicho que ni de coña, Morrisey dice que no resucitará a los Smiths. Pero ya se sabe, que decir eso puede suponer que volverán. Preguntad a Sting.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres