Blogia
Notas de Mr. Kite

Sin saber, cuarto menguante

Sin saber, cuarto menguante

En algunos momentos no se dónde estoy, no se nada, y ahora no se nada. No se nada porque hay varios yoes. Hay tantos como capacidades para ser idiota. Y esa palabra es un principio de intenciones. No puedo levantarme sin saber qué es lo que voy a ver, para eso prefiero seguir tumbado, dormido. No puedo levantarme sin sentir aromas de otros mundos.

Cada día puedo intentar no ser yo, esperar que un ser extraño me de la bienvenida con abrazos extraños, esperando encontrar respuestas a mi mismo. Pero no hay respuestas porque no hay respuestas cuando las preguntas están equivocadas y , a veces, pienso que me equivoco de preguntas.

Dadme la bienvenida, tened por seguro que no sabré recibirla. No se nada, nada de nada. Por no saber no se lo que debería hacer conmigo mismo.

Si espero algo porque espero algo y si no espero porque la desidia me corroe. No soy nadie, no soy nada interesante en este cúmulo sideral, no soy más que palabras vacias que recorren espacios vacios en un universo vacio. Apenas un cúmulo de despropósitos motivados por mi propia irrealidad, por la incapacidad de ser alguien satisfecho de ser. Una noche sin estrellas, una lágrima sin mejilla, una luna sin cuarto menguante, una casa sin tejado, una mesa sin patas, un vagón sin vía, una canción sin letra, una letra sin sentido. Podeis decirlo donde queráis, no soy más que la farsa que critico, un farsante sin guión, un llorón sin público, un lamento sin razón, una playa sin orilla.

 

No se dónde estoy…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres