Blogia
Notas de Mr. Kite

El tímido de Pergúmeno...

El tímido de Pergúmeno...

Te dije que me llamaras si querías, argüía Musa a Pergúmeno.

- Ya, pero me da vergüenza, no me atrevo.

- Problema tuyo, entonces.

- Ya, pero no sé resolverlo. Y me encantaría conversar contigo.

- Ahora lo estás, haciendo.

- Ahora estoy soñando Musa, esto no es real.

- Eso es cierto. ¿Por qué sueñas conmigo?

En ese momento Pergúmeno despertó desconsolado...pensaba que era incapaz de hablar con ella porque la veía tan lejos que pensaba que interrumpirla con su voz sería una mezcla de error y molestía para ella. No se atrevía a perturbarla y al tiempo quería saber de ella, hablar con ella. Oirla. Se preguntaba si sería posible de ver algo de interés en ella porque él llamara. Pero eran preguntas sin respuestas.

El mundo no obedece a los deseos, obedece a las realidades -pensaba-, y la realidad es que me siento tan pequeño que soy incapaz de hablar con Musa. Sería más fácil si ella quisiera hablar, pero eso es una incógnita. Mejor no molestar.

Mejor no molestar...mejor no molestar...y Pergúmeno se volvió a dormir con esa letanía resonando en su cabeza.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres