Blogia
Notas de Mr. Kite

Texas - Hollywood - Almería

Texas - Hollywood - Almería

Me acerco a Fort Bravo…y no me refiero a la película de John Sturges con William Holden, la cual no he visto, sino al lugar en Almería donde han rodado unas cuantas películas de género, esos spaguettis como Por un puñado de dólares, El bueno el feo y el malo…que maravilla de mentira.

Ver lo desolador del entorno me alegra la vista. Puede parecer contradictorio pero no es así, el clima y el paisaje es tremendamente duro, atroz. Y eso me parece que casa muy bien con el panorama que puedes tener en el desierto americano. El desierto de Almería creo que da muy bien el pego…mirando las colinas de alrededor puedo imaginarme perfectamente una película de vaqueros. Así que por ahí bien.

Luego los decorados son de lo más gracioso. Cuando ves el fuerte bravo este pues como que se te cae el alma a los pies. ¡Vaya birria!, fue mi primer pensamiento. El fuerte es pequeño, los troncos que sirven de protección, pues eso, troncos, con resquicios entre tronco y tronco…vaya mierda de construcción me dije. Pero en menos de un minuto cambié de opinión. Pensé en cómo sería un puesto de avanzadilla de una unidad del ejército americano en el oeste…y hostias, me salía ese tipo de fuerte. A ver, un grupo de 50 hombres desplazados al borde de la frontera con territorios indios no podía tener un pedazo de fuerte, sería indefendible. Y viendo el paisaje, el tipo de construcción con troncos ya era algo sublime para los materiales que podías encontrar. Así que dándole vueltas decidí que el fuerte era de lo más realista que podías encontrar…así que con esta idea me fui a los escenarios de los pueblos.

El poblado mexicano, separado del americano, mola, el banco me recordaba la salida de Newman y Redford en dos hombres y un destino, construcciones de ladrillo o adobe en colores blancos. Mientras que el pueblo americano es básicamente de madera con alguna cosa de ladrillo, eso sí, todos con colores distintos.

La oficina del Marshall, o del sheriff, me gusta, con sus celdas y todo. Es de los pocos decorados junto con el Saloon y alguno más que tiene algo dentro, los demás son puro atrezzo. Pero joder, es que no es un pueblo real. Es un decorado para películas.

Luego vienen las exhibiciones de gente disparando y a caballo…bueno, están graciosas. Pero a mí lo que me gustó es ese regusto a película antigua. Ahora todo es digital o con presupuestos tales que te hacen un pueblo de verdad, y si se les da bien hasta puedes empadronarte en él. Pero lo que he visto era el escenario donde gente en los sesenta y setenta simulaban al grandioso Hollywood, en el desierto de Almería.

Y joder…qué calor que hizo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres