Blogia
Notas de Mr. Kite

Cuentos de Howard y balances de sábados

Cuentos de Howard y balances de sábados

Mañana de domingo y echo un rato a pensar lo que hice ayer y me sale el balance de que leí tres cuentos de Robert E. Howard. Ese escritor prolífico cuyo suicidio con 30 años nos privó de a saber qué maravillas de la literatura de terror.

El señor Howard ha pasado a la historia por ser el creador de un personaje y un mundo enmarcado en una pasado irreal, mitológico, una realidad de fantasía mezcla de edad media, edad antigua, plagada de magia y de tipos musculosos con espadas terribles. Bob Howard creó a Conan el Cimmerio, más conocido como el Bárbaro. Y así pasó a la historia de la literatura, porque Conan, lejos de ser un comic, fueron novelas que este tipo de Texas comenzó a escribir allá por 1932 y que mandaba a una revista pulp, la famosa y fundamental para los frikis del cuento de terror, Weird Tales. En Weird Tales escribieron personalidades como Lovecraft o Bloch, y de hecho Lovecraft mantuvo correspondencia con Howard.

No solo creó a Conan, también creó al puritano vengador del que estrenaro una película en el 2009, el tal Solomon Kane. Muy prolífico, como dije, este pequeño monstruo de las letras.

Ayer, tuve un rato y me dediqué a leer un poco de sus cuentos, ya había leido algunos y, bueno, es una actividad que siempre me resulta placentera, coger libros de cuentas a medias es maravilloso porque siempre tienes cuentos que leer y cuando terminas de leer sin terminar el libro te queda la agradable sensación de que todavía tienes unos cuantos por delante para disfrutarlos. Ayer me dediqué a leer 3 cuentos de terror, uno de ellos La Piedra Negra que está entre los más famosos, donde desarrolla el horror cósmico tan ejercitado por Lovecraft. De hecho en La Piedra Negra menciona el Necronomicón, que no es ni más ni menos que un libro mágico inventado por Lovecraft y pieza clave de su mundo de terror arcano.

Ayer, pasé un buen rato una vez más leyendo, y siempre me queda la sensación de que no hemos dado las suficientes gracias a todos aquellos que nos permiten pasar tan buenos ratos con la literatura.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres