Blogia
Notas de Mr. Kite

Sólo un eslabón...

Sólo un eslabón...

Carta de Gari Sandance, previos a la liberación de los archivos velados

 

Siento que no debo ningún silencio...ya no. Y no es por herir, ni por joder, ni por ningún sentimiento dañino, más bien al contrario, por la simple necesidad de no hacerme daño a mí mismo. Diré lo que tenga que decir y a quien crea conveniente. Creo que el silencio o el disimulo solo tienen sentido cuando no te afectan, cuando puedes vivir perfectamente con el silencio. Pero cuando tienes ganas de gritar y por no querer que nadie se vea afectado te callas, ese grito te va comiendo poco a poco. Pese a todo tendría sentido guardarse ese grito cuando el beneficio del silencio compensa, cuando el silencio hace que la vida sea más sencilla, cuando el beneficio que causas callándote retorna en tranquilidad, cuando te devuelven ese silencio con una sonrisa.

Pero cuando el silencio solo vale para que alguien viva tranquilo y a ese alguien no le importas una mierda. ¿Para qué vale?, cuando sientes que la injusticia te trata día tras día con guante de acero...¿para qué vale callarse?, ¿para qué sirve callarse cuando te preguntan qué ocurre? ¿para qué vale decir siempre unas palabras recurrentes del estilo de "mis rollos"? ¿para qué vale que la gente tome una imagen de uno mismo del tipo "le gusta sufrir"?,...a mí no me gusta sufrir. Me repugna la idea de vivir sufriendo.

Y...a día de hoy, creo que ya no debo ningún silencio. Y cuando deje de ejercer el silencio entre cierta gente, jamás lo haré por dañar. Será simplemente por terapia mía.

He pensado que esto puede conducir a una peor relación con cierta gente...pero, la verdad, tampoco es que ahora esté bien la cosa. Con lo cual no acabo de ver las ventajas de estar jodido y callármelo cuando me preguntan.

Tras dos años de estar muy mal, de acumular miserias, de descubrir maravillas y de que las maravillas se tornen en infiernos porque sí, creo que ha llegado el momento de intentar dejar de preocuparme por los demás y pensar más en mí.

Creo que no soy mala persona, lo pienso porque siento el cariño de mucha gente, y creo que este rumbo no atentaría contra eso. Atentaría contra gente a la que, como he dicho, creo que le importo una mierda. Y dejar de callarme va en la línea de respetarme más a mí que a otra gente. Solo es romper un eslabón, no voy a estar bien por esto, es solo que tengo demasiadas presiones. Y esta es otra. Quizás liberando poco a poco presiones, rompriendo eslabones uno a uno, pueda sentirme mejor.

Hay otras soluciones, pero no están en mi mano. Todo sería más fácil de buen rollo. Y me jode pasar un mal rollo. Pero llevo demasiado tiempo como inquilino del mal rollo. Tengo que abrir las ventanas.

Hace un tiempo dije que no ganaba nada contando tal o cual...bueno también hace más o menos ese mismo tiempo me dijeron tajantemente "¿qué pasa? ¿que no se puede cambiar de opinión?, ¿acaso tú nunca has cambiado de opinión?", y no, yo nunca había cambiado de opinión en temas delicados. Pues quizás sea el momento, y encima arropado por ese discurso que me dijeron al respecto del derecho a cambiar de opinión. Puede que no gane, pero al menos es una pequeña liberación.

Cuando te echan del patio donde estabas jugando con la excusa de que jugar es algo que el dueño, que está en un piso del patio encerrado, no puede hacer porque ha perdido la inocencia del juego lo primero que piensas es que el problema no es del que juega...es del que te echa. Y no es justo que después de que te dijeran que jugases, porque sí, te echen del patio. Es respetable, el patio es de ese señor, del mismo que te dijo que entraras a jugar, puede echarte. Pero es injusto.

El silencio es, a veces, una carga demasidado pesada si no tienes complicidad para llevarla acompañado.

La mierda de la empatía me lleva a terminar pensando que no sé que haré...

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres