Blogia
Notas de Mr. Kite

Todos queremos ser reyes

Todos queremos ser reyes

"The sentimental business is a ruinous business"

Gari Sandance

 

Veo "The man who would be king" y me acuerdo de que tengo el cuento de Kipling así que voy y lo pillo de la estantería para leerlo. Tremendo contrato el firmado por Peachy y Dani...ser reyes y no probar alcohol ni mujer hasta ese momento. Y bueno,...no se les da mal hasta que uno de ellos pierde la cabeza. La película es fantástica y del cuento llevo la mitad y me está encantando. Uno se siente transportado a la India de finales del XIX con una facilidad y ligereza tal que hace el relato tremendamente ameno, mientras que, por otro lado, la trama es tan interesante que te cautiva deseando saber qué va a ocurrir con esos dos locos.

La naturaleza del contrato que firman se basa en la amistad inquebrantable del momento y en la sospecha de que tanto el alcohol como las mujeres podrían quebrar dicha alianza. No es más que una demostració de lo voluble que son los hombres, en género, pese a la fama de la volubilidad femenina, tu ponle a un tío alcohol y una mujer apabullante y veríamos quien es el voluble.

Este pensamiento, quizás machista, se ve reflejado en el cuento de Kipling de forma lateral hasta el desenlace final. En el mismo puede parecer que es la locura del poder, la grandeza de lo terrenal la que ha mermado esa amistad asegurada por el contrato inicial. Pero -al menos en la pelicula, en el cuento aún no he llegado- no olvidemos que nuestro amigo Dravot toma como decisión la de casarse, y parece más esto que el poseer un reino lo que le hace olvidarse del bueno de Peachey. ¿Voluble?, no se, pero lo que pasa es lo que pasa.

Y es que las cosas románticas no pueden ser sentimentales ni al revés tal y como Fitzgerald plasma en su definición de una persona romántica y una sentimental. Yo diría que Peachey es romántico y Dravot un sentimental. Pero yo digo tantas cosas y tantas estupideces que lo mismo da que da lo mismo.

Y es que en el fondo, ¿no somos todos un poco hombres que deseamos ser reyes? eso y que a nadie le gusta sentirse despreciado. Desde luego, eso no es nada recomendable.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres