Blogia
Notas de Mr. Kite

Maelstrom

Escucho Mi Realidad, de Lori Meyers. Me viene bien la letra, “qué puedo hacer por mejorar, mi mundo que es mi realidad”. Me habla de trastornos bipolares y hace poco un compañero me sugirió que le daba la impresión que algo así me pasaba. Fue hace unos días…y creo que podría ser un buen análisis, pero me temo que no es exacto.

Voy vagando en una especie de maelstrom sin vórtice, lo cual hace que suba y baje por las espirales veloces en un acontecer eterno de desazón con pequeños reductos de tranquilidad. A veces, en el maelstrom tengo tiempo de tomarme una taza de té con una música agradable. Pero luego vuelve la corriente que me arrastra. Me acuerdo de Poe.

Me doy cuenta que muchas de las corrientes son generadas desde fuera y otras parten de mi interior inestable que en primavera se entretiene con una astenia que a unos les suena a risa y a otros a excentricidad. Mis excentricidades son formas de intentar salir del torbellino pero no me doy cuenta que a la larga lo que hacen es anclarme a él puesto que las mismas no son apreciadas. Eso me pasa por necesitar el consuelo ajeno.

Escucho Mi Realidad, y luego otra canción en la que pregunta cómo concilias el sueño. Me pierdo poco a poco en un disco que es de caducidad corta pero que me envuelve de manera tranquila. Sonidos ochenteros para uno disco de 2010. Me lo compro. Lo tengo, me gusta y la gente rehúye de su comercialidad. Me da igual. Me dan igual cosas que luego me duelen. Hay otras cosas que me duelen y nunca me dan igual.

Paseo por un silencio que me tortura.

Ni Shakespeare entendería lo que ocurre en la tragicomedia de mis días.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres