Blogia
Notas de Mr. Kite

Horas olvidadas

Horas olvidadas

 

Suenan acordes. No soy más que algo anodino rodeado de roedores anodinos. No soy más que unas horas olvidadas en el bolsillo de una chaqueta roida por el tiempo del pasar.

No es más que un tiempo que el mejor postor se encargó de recopilar y comprar como si la mejor oferta fuera la suya. No hay retazos de opiniones porque las opiniones desaparecieron entre brumas.

Y los rechazos inteligentes me hacen pensar que los días no son azules, pero sí tristes. O simplemente que gastamos el tiempo buscando realidades paralelas cuando la realidad es la que es.

No soy más que un lamento pesado, cansino.

La verdad, si la hay, se esconde detrás de la nota de un saxofón. 

La sonrisa no existe en sus labios, pero existe el sabor de días felices. Por favor, no olvides que volverán.

Los caramelos son dulces solo por la tarde. 

Recorrer centímetros cuadrados de piel para luego saborear la hiel del dolor.

No soy más que las horas olvidadas de un reloj abandonado. Si camino por una dehesa, navegando por un río de zumo de melocotón, si me ves, entonces, intenta acordarte de mi. Además de las horas olvidadas también existen los minutos.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres