Blogia
Notas de Mr. Kite

Cóctel rutinario

Cóctel rutinario

Hay días que te levantas bien y, sin saber porqué, sin poder identificar qué ocurre, vas torciendo el gesto. Empiezas a mirarte en un espejo y ves como poco a poco, levemente, de forma casi inapreciable, la comisura de tus labios pasa lentamente de cóncava a convexa. Miras el espejo y ves como el rostro empieza a apesadumbrarse, y no sabes porqué.

Y entonces solo quieres canciones tristes, y solo quieres estar solo, y no sabes cómo has llegado ahí, pero ahí estás otra vez. Intuyes que vas a estar poco tiempo, que es un viaje corto, que llevas poco equipaje esta vez. Intuyes que pasaras solo unas horas en el infierno habitual de los días tristes. Intuyes que no va  durar...igual que otras veces sabes que va para largo y reservas varias noches en el hotel de las lágrimas.

Hay días que te levantas bien y otros que no. Hay días de muchos tipos, hoy es un día de varios estados, marcados todos por una especia de apatía que se irá mezclando con tristeza y con apariencia y con sonrisas y con cansancio y con sueño y con rutina...es un cóctel muy conocido, pero son pocos los que conocen al barman que lo sirve.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres