Blogia
Notas de Mr. Kite

Rosas...

Rosas...

Las rosas que F regaló a H eran verdes. Y no había rosas verdes, nadie había sido capaz de cultivarlas. El problema de las rosas verdes era su espíritu. Hablando con las rosas más viejas, aquellas que tenían la sabiduría de milenios, aquellas que no pudieron entregarse porque su tallo era demasiado grueso para quedar bien en un ramo, aquellas que fueron creciendo en experiencia y luego se convirtieron en arcanas del saber de las rosas, hablando con ellas se supo que había colores imposibles para las rosas.

 

El verde no podía ser el color de una rosa. El verde traía envidias pasadas, venganzas pendientes, rencores de antaño que una rosa no podía soportar en su color. Una rosa era una flor del momento, las rosas sabias eran amarillas, porque el saber se vuelve amarillo con el paso del tiempo, como las hojas de un libro. Las rosas pasionales eran rojas, eso todo el mundo lo sabía, el motivo era que el color rojo era el de la sangre y era el dolor que más íntimamente estaba admitido entres todas las especies. Las rosas del amor eran rosas, todos también sabían eso, pero la realidad del rosa era curiosa, el amor es algo que encierra un poco de pasión, un poco de pureza y un mucho de juzgado… si mezclas el rojo y el blanco saldría el rosa, y el juzgar tiene un color transparente porque su esencia es la de la justicia. De ahí el color rosa.

 

Pero verdes…era imposible, por eso F fue detenido y juzgado por sus rosas verdes.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres