Blogia
Notas de Mr. Kite

Días de fiesta, los chicos y chicas radiantes de felicidad.

Días de fiesta, los chicos y chicas radiantes de felicidad.

Ahora nos dicen que está muy feo tener puentes. Nos lo dicen los que hace un tiempo nos decían que estaba muy bien pedir créditos hipotecarios con deudas del cincuenta por cien de los ingresos. Los mismos que ahora que no quieren deuda. Ahora nos sueltan que para ser un país serio no tenemos que tener puentes, que en Alemania no los tienen. Y digo yo, ¿para qué quedarse con el ejemplo alemán?, ya que nos ponemos vayamos más allá, fijémonos en los japos. Estos no tienen ni puentes ni vacaciones de treinta días. Una semana y vas listo. Y todos felices que andan.

Y claro, también eso de que en España haya tanto bar. Pues no está nada bien porque la gente se pone a tomarse carajillos o pinchos de tortilla a media mañana y no es plan. Tanto bar no es bueno. Fíjense en Alemania, ¿cuántos bares hay?, pero digo yo que ¿para qué nos empeñamos en Alemania?, mejor nos fijamos en otro estado, en el Vaticano. ¿Cuántos bares habrá allá?, yo dirían que el único chato de vino que te puedes tomar es con el vino de misa. Así que nada, sin bares. Y todos listos.

Y qué decir de los horarios nocturnos, qué eso es de tener bares de copas abiertos hasta las dos de la mañana y after hours en la ciudad, en el downtown, hasta los albores de la mañana. En Alemania solo hay clubs en las ciudades, muy concretos…y dale con Alemania. Mal ejemplo, en Alemania también hay locales de hasta las tantas en las ciudades. Que lo sé yo. Así que insistamos en no poner a Alemania como ejemplo y pensemos en Finlandia. Que no tengo ni idea de si tienen bares nocturnos pero que lo mismo en la época de verano allí al no haber noche…

La cuestión es que ahora nuestros dirigentes, los mismos que nos han abocado al terror económico, nos quieren enseñar que hay que ser de otra forma. Resulta que España no debe ser como España sino como cualquier otro país. Quieren que tengamos personalidad múltiple y que poco a poco vayamos cayendo en una esquizofrenia en la cual ya empezamos a asentarnos.

Pero este país es de caderas ágiles, mucho me temo que seguiremos viviendo como latinos españoles de toda la vida…eso sí, con corbata, con menos puentes, con algún bar de menos y con horario nocturno más restringido. Pero a la larga, seremos los mismos. No creo que puedan cambiarnos por decreto…¿o quizás sí?

Entretanto hemos tenido una semana de puentes, fiestas, días de fiesta, y los chicos y las chicas podrían estar radiantes de felicidad, de no ser por el ajetreo navideño que rellena el vaso de estos días. Ajetreo consumista que sigue el juego a los que nos dicen los dirigentes que cuidan de nosotros porque al parecer es necesaria la tutela. O sea que más que elegir lo que hacemos es obedecer.

Pensando esto, lo mismo sí que pueden cambiarnos por decreto. ¿Acaso no lo han hecho con el lenguaje ya?, y si recordamos al sabio de Humpty Dumptie, ya sabemos el poder que se tiene cuando eres tú quien elije lo que significan las palabras.

Total...que lo mismo somos japofinlandeses católicos y no nos hemos dado cuenta aún.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres