Blogia
Notas de Mr. Kite

Inicio de relato extraño

Inicio de relato extraño

Después de la derrota de Ataluamba, el cacique cheroquee se dirigió lentamente a sus seguidores y les dijo que ya nada tenía sentido en esa lucha. Que si los iroqueses tenían que luchar no sería con ellos, que abandonarían toda tentación de vivir más allá de las colinas y se quedarían allá donde la ladera de las montañas cada invierno guarecía del frío, allá donde los terrenos podían cultivarse, allá donde el sueño les acomodara.

Luna de Lobo, Aniwaya Suneydo, jefe rojo cheroquee decidió abandonar su tocado de plumas, decidió saludar al jefe blanco de la tribu y sentarse, junto al fuego del desierto, a mirar el terreno que les quedaba. En ese momento Luna de Lobo pensó que así estaba bien. Pensó que las laderas eran bastante anchas pese a todo, como las caderas de su compañera Atsusdu Sagonige, Luz Azul. Unas preciosas caderas, unas acogedoras montañas y un valle que les dejaría el terreno para el agua, y un buen sitio para conversar cada noche.

Después de la derrota de Ataluamba, Aniwaya Suneydo se dirigió pausadamente hacia las laderas cercanas a los bosques del pueblo Tsalagi. Allí cultivaría maíz y cazaría ciervos. Después de la derrota de Ataluamba, Aniwaya se sentó a pensar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres