Blogia
Notas de Mr. Kite

Caminando...

Caminando...

Los días se suceden sin más y yo tengo la sensación de que estoy deambulando por un camino tranquilo que esconde guaridas de leones salvajes entre los bosques que circundan la ladera que limita la ruta. La ruta es, como ya dije alguna vez, un camino perdido hacia ningún lugar.

Perderte cuando caminas sin rumbo es extraño, al menos creo que lo es para la mayoría de la gente, pero para mí es algo cercano, algo habitual, una rutina a veces disuelta por la pasión de un encuentro o por la huida de los leones terroríficos. Pero la huida es, de nuevo, hacia ningún lugar. Y los lugares que se me ocurren me los enseñan en dioramas de mentira. Son lugares inciertos y posiblemente irreales, lugares donde podría escuchar esdrújulas debajo de mantas otoñales. Y si no son irreales, me lo parecen. Lejanos oasis de fotos no reveladas.

Y poco a poco las horas caen y los minutos aparecen siendo los mismos que los de las horas caídas. Y así se suceden esos días sin más de los que hablo. Por este camino, ahora tranquilo, pero que esconde veredas complicadas, de risas unas, otras de llantos. El miedo atenaza los pasos y al mismo tiempo el atractivo de lo desconocido me incita a seguir caminando.

Así pasan los días,…el otoño siempre es maravilloso. Caminar en otoño resulta más placentero.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres