Blogia
Notas de Mr. Kite

Día tras día.

Día tras día.

Doy una vuelta por la poesía que me mueve, miedo me da acercarme al Shakespeare, miedo por las lágrimas que arrojar podría. Me acerco a Miguel, el de Orihuela, me acerco como una lágrima sombría, me acerco y me contento por leer su verso, pleno de ecos de talento, me acerco y al leerlo observo que no fui yo el único que lloró plagado de melancolía.


El rayo que no cesa - XII

Una querencia tengo por tu acento
una apetencia por tu compañía
y una dolencia de melancolía
por la ausencia del aire de tu viento.

Paciencia necesita mi tormento,
urgencia de tu garza galanía,
tu clemencia solar mi helado día,
tu asistencia la herida en que lo cuento.

¡Ay querencia, dolencia y apetencia!:
tus sustanciales besos, mi sustento,
me faltan y me muero sobre mayo.

Quiero que vengas, flor, desde tu ausencia.
a serenar la sien del pensamiento
que desahoga en mí su eterno rayo.

Hostias, como duelen los días.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres