Blogia
Notas de Mr. Kite

El mar Salado...Pandora

El mar Salado...Pandora

No consigo leer de forma constante y decido abandonar “The Sportswriter”. Me estaba gustando, novela de cautiverio débil, al contrario que Revolutionary Road, pero interesante, muy interesante. Pero no acabo de centrarme. No puedo leer algo que no sea instantáneo o que no me subyugue de manera incontestable. No me sale.

Recuerdo a Camus en La Caída y el proceso catártico de cambio de ese personaje dedicado a las leyes. Recuerdo como ofrece redención y como rememora los tiempos de éxito. Hubo gente con tiempos de éxito. Y los hay. ¿Qué será tener éxito?

Recuerdo como en La Caída el protagonista se ve abocado al abandono de sí mismo por una voz en el silencio nocturno de París. Y me quedo pensativo.

De ahí emigra a Amsterdam y los nombres de ciudades se suceden en hilos invisibles que conducen de uno a otro en una extraña combinación de sentidos hilvanados de forma imprecisa e irrompible.

Veo una imagen de Corto Maltés, y me viene la balada del mar salado. Me viene a la cabeza, y viene acompañado de Pandora, la chica de la balada, la joven que se aparece en la vida del marino. Y Pandora ya nunca se irá del pensamiento de Corto…Pandora se queda en su cabeza, señal indeleble de lo que significan las cosas. Señal de lo que aparece para no irse.

No soy capaz de leer porque me gustaría saber muchas cosas que me permitieran estar con la suficiente claridad para leer reposadamente y sabiendo que el pasar de cada página viene perfilado por una tranquilidad y un ánimo placentero.

Pandora…leo una descripción de su personaje y encaja. Perfectamente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres