Blogia
Notas de Mr. Kite

Partículas dolorosas.

Partículas dolorosas.

Entrevista a Johuns Atisfied, alma en pena del estado de Kentucky, investigador y catedrático de filosofía del alma por la Universidad de South Cardigan.

 

-         Así que afirma usted la existencia de partículas que transfieren armonía

-         ¿Armonía?, no, no. No es armonía, es paz.

-         ¿Paz?

-         Así es, paz, tranquilidad de espíritu.

-         Y esas partículas, ¿son detectables?

-         Depende, la detección del pación depende básicamente de quién sufre su presencia.

-         ¿Podría explicarse?

-         Por supuesto. El pación es una partícula subatómica, solamente sentible, no es detectable, pero sí son claros los síntomas que provocan

-         Y esos síntomas, ¿son?

-         Ya le dije, tranquilidad del alma.

-         Y cómo sabe que existen.

-         Es relativamente fácil de sentir. Los experimentos realizados entres personas sufrientes han demostrado que ciertos seres desprenden paciones que inducen la tranquilidad de espíritu entre quienes están cerca.

-         ¿Entre todos los que están cerca? ¿Quiere usted decir que provocan relajación en todo el mundo alrededor?

-         No, no es así. En realidad solo entre quienes tienen vínculo con el generador de paciones. La sensación, lógicamente, es más evidente cuando el vinculado es alguien que suele vivir con cierta ausencia de felicidad. De pronto todo le cambia.

-         ¿Le cambia?

-         Efectivamente, la concepción del entorno le cambia y siente que el tiempo no pasa y que el universo es un lugar apacible.

-         Pero eso que dice, ya hay gente que lo nota.

-         Evidentemente, pero no toda la gente. La existencia del pación solo es relevante para los que viven con tortura interior y de pronto encuentran una fuente de paciones. Entonces todo cambia.

-         ¿Y eso existe? Quiero decir, hasta ahora solo me habla de sensaciones.

-         Estoy convencido de su existencia. Créame. Y las sensaciones…¿tienen menos valor que las visiones?

-         Yo diría que sí.

-         Eso es porque usted no necesita paciones.

-         ¿Cómo?

-         Usted vive con un alma reposada. Jamás sentirá un pación, entre otras cosas porque no lo necesita. Siéntase afortunado.

-         Gracias.

-         No me las de a mí, déselas a su naturaleza. Otros buscamos nada en ningún lado y los paciones nos permiten pensar en otras realidades inexistentes hasta ese momento.

-         Parece muy seguro de lo que dice.

-         Tan seguro que echo de menos cada pación que he experimentado. Los surcos de mis mejillas son el resultado del recuerdo permanente que sobre mí han dejado. Una vez que los sientes no puedes olvidarlos…

 

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres