Blogia
Notas de Mr. Kite

¡Qué pesadez de tío!

¡Qué pesadez de tío!

Cansado.

O lo que es casi lo mismo. Postrado.

Postrado ante la insistencia de los rumores que ensordecen mis oídos durante años. De nuevo la incapacidad para ser relativamente feliz. Bla, bla, bla, bla..me doy asco por el discurso eterno. Siempre igual. Me doy asco por escribirlo pero lo hago y resulto más incongruente pues me quejo de lo que hago y no dejo de hacerlo para volver a quejarme.

De pequeño deambulaba por estos mundos que no son uno, sin conciencia del horror de Conrad. Ahora he leído a Conrad y el horror es uno mismo cuando vive en la constante frustración. Cuántas tartas has desechado y cuántas tartas has disfrutado.

¿Y qué pasa?, pues que la guitarra es un recuerdo, que mis palabras son un recuerdo, que antes escribía relatos –malos, obviamente- y ahora solo este estúpido blog, que los proyectos son historias olvidadas, que lo estándar está con demasiada presencia y que se hace lo que hay que hacer porque por algo se dice que es lo “que hay que hacer”. Y un día y otro…y solo te queda alguna película que disfrutar, alguna que ya conoces. Alguna en blanco y negro, así al menos te crees alguien. Te gusta el cine antiguo, oh, qué tío más guay. Menudo gilipollas diría yo.

Leo La Caida de Camus, un paso más de mi gilipollesco carácter, y me reconozco en el personaje. Tendré que buscar un sitio en Amsterdam, entre canales, y un desconocido a quien contar una historia. Pero no…ni siquiera valgo para eso, yo nunca he sido un triunfador que tuviera que alejarse de sus triunfos. Yo apenas soy un tipo que ha caminado llorando como una nenaza durante todos los días, buscando no se sabe qué consuelo.

Leo a Camus, y me reconforta no ser el único que lo lee.

Ya sabía yo que iba a tener más textos de este tipo...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres