Blogia
Notas de Mr. Kite

Estamos en verano, ¿no lo sentís?

Estamos en verano, ¿no lo sentís?

David Bowie sonando….

 

Las mañanas de verano suelen ser largas, al menos se visten con vestidos de vuelo que hacen que desde que empiezas a verla hasta que se te olvida su recuerdo pasen muchas horas. Aunque dicen que no estamos en verano. Yo creo que sí, estamos en verano y me toca las narices que el sentimiento de una estación lo marque una fecha por mucho solsticio de mierda que sea.

 

Las mañanas de verano suelen ser tranquilas porque el calor no deja paso al movimiento. El vagón del mediodía es tan pequeño que solo cabe el calor, la actividad viene en el vagón de la tarde. Porque a uno le da la sensación que en verano te levantas para comer y no despiertas al día hasta las siete de la tarde, que después de comer uno tiene que reposar también. Si además el día anterior estuviste de fiesta entonces puede que ni las siete de la tarde sea la hora de despertar…y parece así que el verano se liga de forma monótona a estar tumbado en la cama.

 

Pero esto pasa en ciudades del interior, la costa es otra cosa. Eso de tener arena y agua en forma de mar, un sitio donde bañarse hace que la rutina sea distinta. Es una rutina más refrescante. El dormir se prolonga un poco en la playa y despiertas jugando a las palas entre gotas de sabor salado y cuerpos bronceados que observas detrás de unas gafas de sol protectoras del voyeur que todos somos.

 

En el interior sin vacaciones las mañanas son lánguidas.

En invierno las mañanas me resultan más atractivas porque fuera hace frío y está nublado y me encanta esa sensación detrás de unos cristales…y si llueve mi placer se incrementa.

 

En verano las noches no existen, existe el tubo de cerveza y la cama que se te pega a la espalda. En verano no se vive, se actúa y se sobrevive. El verano es el tiempo de los libros que no se leen.

 

Va llegando el verano, otro verano. Y la gente no lo sabe. La gente solo sabe que llegan las vacaciones. La gente no sabe de estaciones porque no es lo suyo. Ahora vivimos con el ocio pegado a nuestro bolsillo en forma de tarjeta de crédito. Ahora la gente no tiene más diferencias que la hora diaria de levantarse, y las vacaciones en eso son distintas.

 

Y si no lo son, nos enganchamos a la tele. Mientras, yo escucho TVC15, grande Bowie. Grande su versión de “Wild is the wind”. Tengo que encontrar la de Nina Simona.

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres