Blogia
Notas de Mr. Kite

La sub 21...

La sub 21...

Hoy toca fútbol...no por nada, o sí. Por no estar erre que erre con música o sensaciones interiores. Así que por eso y por el buen rato que he pasado viendo la final de la Eurocopa sub 21, toca fútbol.

Pues sí, España ha ganado la Eurocopa U-21, sub 21. Jugando como la absoluta, con esa rutina maravillosa e incontestable del toque. Ese deambular con sentido y acierto que es la sapiencia del primero de la clase cuando se pone a exhibir su talento. La paciencia del pase correcto, ese sabor que se tiene cuando se tiene la certeza de que es complicado hacerlo mejor. Y esto ha llegado con una forma novedosa de ver el fútbol en la tradición española, una visión preciosista que unos cuantos han hecho que se imponga como forma y estilo del hacer de España en el fútbol.

Llevamos 3 años jugando así, y ahora los que vienen, los de la sub 21, también juegan así. Quizás después de tantos años con la furia como emblema nacional, quizás, resulta que hemos cambiado el emblema. Ahora es eso que llaman el tiki taka. Término acuñado por el eterno Andrés Montes, el fallecido locutor propietario de una locura personal de transmitir los deportes. A mí me gustaba en baloncesto, pero en fútbol me parecía un tostón. Eso no quita para que esa expresión sea uno de sus legados. Y así aparece la expresión hasta en la wikipedia ¡inglesa!, como forma de definición del estilo español.

Total, que después de años y años con el espíritu de Camacho "que macho" a cuestas, lo que funciona es otra cosa. Y no solo es que funcione, es que además nos hace disfrutar con esa magia de salón aterciopelado, ligera, en contraposición con el grito de la furia de los cojones, elegancia frente a testosterona.

Esta forma de entender el futbol patrio la inició la selección en la Eurocopa del 2008, con un Luis Aragonés más que en entredicho, con una clasificación calamitosa para dicha Eurocopa y con Raúl, el buque insignia, rebajado al ostracismo de no ir ni convocado. Y la gente, hasta yo, sin entenderlo ya que aquella campaña del 7 blanco con el Real Madrid fue de lo mejorcito. El sabio de Hortaleza convocó a Tamudo, pero se lesionó, luego llamó a Bojan que decidió no ir, y por último lo intentó con Sergio García, el cual no se había visto –ni se verá- con una oportunidad semejante. Todos estos cambalaches para no llevar al madridista. Las críticas le llovieron pero él había dado un golpe de timón, fin a la raulitis.

Tampoco se llevó a Guti, y eso si que fue una visión. Guti es todo lo contrario al juego que tiene ahora la selección. Parece que podría encajar, pero no. Guti no es paciente, no es un jugador para intentar un sitio u otro y si no puede echar para atrás el balón. Guti antes que eso escupe a un contrario o da una patada. Guti es de brillantez puntual, de genialidad, de furia. La furia tenía ese punto de genio que aparecía cuando menos se esperaba…Butragueño, Caminero, Juanito, Carrasco, Cardeñosa, Rubén Cano…y supongo que hasta el mismísimo Di Stefano. Pero esta selección que confeccionó Zapatones era una selección de paciencia y juego cristalino. Nada de genialidades luchando contra los elementos. Solo trabajo y el genio aparece con tanta asiduidad que deja de ser genio para convertirse en un modus operandi del juego español.

Esto lo entendió Guardiola para el Barça y así pasa, que lleva 3 años incontestables en cuanto a fútbol y resultados. La diferencia entre la furia y la elegancia es la camisa de Camacho en el mundial de Corea del Sur - Japón. Esa camisa toda sudada contrasta con la clase del señor Guardiola en el banquillo. La furia suda, la elegancia habla sobre el campo.

Y Del Bosque lo continuó, para mí con el error de nutrir de un peón más el medio campo destructor, quitando movilidad al grandísimo Xavi Hernández y a ese Tamariz del balón apellidado Iniesta y de nombre Andrés. Pero sigue con ese tiki taka que se conoce en todo el mundo y en más idiomas aparte del español.

La sub 21 ha ganado de igual forma, con Thiago, Herrera y Mata circulando el balón y con un único pivote, Javi Martínez que se ha hecho inmenso en el campeonato. Una selección con un estilo.

Esperemos que estas señas de identidad hayan llegado para quedarse. Eso queremos todos.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres